miércoles, 7 de octubre de 2009

La Transfigurada

No ves
el púrpura,
la hoja o fruto
que no existe
y que aún así
cae,
con murmullo
de mutar:
metamorfosis,
o mentira.
Gemma o gama
de piedra rota,
hecha mosaico,
la fricción
que hace
de chispa otra
hoguera,
o ceniza,
sobre todo lo gris,
el polvo levitando
cuando uno
sopla, más
aire,
viento
escaso.
No ves
mi dolor.
Estoy ahora
en una especie
de barro
donde el rojo
que se asoma
es insinuación
de labio.
Estoy ahora
en el pacto mismo
de la transfiguración.
Algo nacerá
de la sola palabra.
Sangro
ahora,
y no es llover.

6 comentarios:

  1. Así es: soy compleja o tripolar: a veces la chica pin up, a veces la chica gótica, a veces la Pasionaria. Algunos sentimientos sencillamente no se explican. Gracias por pasar tu desnudez por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Estoy viendo una polilla después del vuelo.

    Comentar, aparte del poema, ya que soy libre, que los pseudopoetas están enfermos. Lecturas, poéticas, lecturas, poéticas, recitales, revistas, premios, envidias, poéticas, lecturas, premios, recitales, envidias, lecturas, concursos, editoriales, concursos, etc, etc, etc....Han estado leyendo demasiado. Y cualquier cosa en exceso es perjudicial para la salud.

    Yo cada vez leo menos, vuelo más alto con el pensamiento y siento más cosas, como bien dices, sencillamente inexplicables.

    ResponderEliminar
  4. Mutar,metamorfosis,dolor,etc.¿Preparandote para el otoño?.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Clara, haz dado con la palabra justa; otoño, mutar. Gracias por visitarme.

    ResponderEliminar